La Era del Delivery del todo: La ‘uberización’ del cash

Por Cristian Castañeda

La pandemia del COVID-19, ha hecho que las empresas entren a un proceso forzado de transformación, buscando maneras de seguir operativizando sus procesos, con los nuevos desafíos planteados por este virus, y que sin duda, cambiarán drásticamente, la forma en la cual las personas hacían su vida cotidiana. Todos estos cambios, representarán una explosión cultural. Habrá un antes y un después, post coronavirus.

En efecto, dada la naturaleza de los negocios, hay industrias que han sido mucho más afectadas que otras. Bastante claros quedan los ejemplos de industrias como: el turismo, aerolíneas, restaurantes, entre otros, que en primera línea, han sufrido los achaques económicos, por las medidas implementadas para evitar la propagación de esta enfermedad.

Sin embargo, todos estos cambios, generan una serie de desafíos y oportunidades en todos los mercados, en donde el factor “contra entrega”; o como les llamo yo, “negocios basados en delivery”, tendrán una increíble potencial. Por ejemplo, ¿quienes de los que estamos leyendo este artículo, se irán a su restaurarte favorito con la familia, una vez acabada la cuarentena?, ¿quiénes irán al cine a disfrutar de las películas cartelera? , ¿quienes irán a los centros comerciales pasear con su familia o a “jironear” como popularmente se le llamaba años atrás? Todas estas actividades de distracción, cambiaron, y por ende, los negocios ahora deberán entender en detalle, como los consumidores se acercarán a sus productos, post-Covid, porque de otra manera, quedarán relegados en el olvido.

Y en particular, las plataformas cumplirán un rol importantísimo para servir de interconexión/puente, entre la oferta y la demanda. Sería interesante, saber cuántas personas que nunca habían comprado por internet, a pesar de tener algún medio electrónico financiero, se vieron obligados a hacerlo ahora. Y, es porque la transformación o la digitalización, impulsada por la pandemia, ha venido en una ola muy grande, que se ha llevado a todos, tanto consumidores, como empresas.

«Que los medios de pago cash, se apalanquen sobre las plataformas de delivery … o más desafiante aún… que las plataformas del delivery empiecen a ser un puente de de efectivo, entre los consumidores y los grandes sitios en internet.»

La “era delivery del Todo”, ya está presente, y no solo me refiero a las plataformas ya harto conocidas, en donde uno puede, desde comprar un McDonald’s, hasta mandar a alguien que haga la compra por ti en el supermercado. La gente evitará salir de casa, con lo cual, las plataformas que operen estos modelos, podrán extender y volverse creativos en el “offering” de su catálogos.

En este sentido, las entidades financieras tradicionales o las nuevas, tipo Fintech, cumplirán un rol muy importante, tratando de incorporar y masificar el uso de productos financieros a un mercado, que naturalmente tiene una muy poca bancarización. Algo que los bancos no han resuelto en todo este tiempo, es como bancarizar a la base de la pirámide, a aquellos que viven del cash, que probablemente no entren al sistema bancario, no porque lo vean como una amenaza, sino, porque no encuentran las suficientes motivaciones para sacar la “plata debajo del colchón”, como se dice. Es así, que los efectos del COVID-19 y la pandemia, acelerarán la adopción de nuevas formas de pago, en donde los wallets o billeteras electrónicas, tienen el momento preciso para acelerar su adaptación. Aquí entran los Yape y demás .., sin embargo, más allá de ser una opción práctica para pagar y transferir dinero, deberán encontrar otras formas de generar valor, para que el servicio no se “comoditice”.

Estas nuevas adopciones, tomarán su tiempo, y personalmente, consideró que el uso del cash tiene aún larga vida, por varias razones. Por ejemplo, más allá de la informalidad y de la cultura del país. Hoy en día, existe un nuevo factor a considerar en el Perú, y es la base migratoria. En nuestro caso, principalmente venezolana, tal es así que ya se habla de por los menos 1MM de inmigrantes en el Peru, tema no menor, ya que la mayoría de estas personas reciben remuneraciones en efectivo. Es decir, todas estas personas consumirán en efectivo en el país, bienes físicos y /o digitales, o por otro lado, enviarán remesas hacia su país de origen.

Estas y otras características de nuestro país, hacen que el uso del efectivo, tenga todavía un largo aliento. Por estas razones, considero que las formas de pago en efectivo, tienen que evolucionar, y en particular para el consumo de productos / servicios en internet. Aquellas personas que tienen su tarjeta de crédito o débito, tienen la suerte de poder pagar su Netflix , Spotify, etc, de una manera muy práctica, pero no nos olvidemos que, con seguridad, todos los que estamos leyendo este artículo, somos las minoría… aunque no lo parezca.

Es por esto, que existen muchas oportunidades para que los medios de pago se transformen, y busquen complementarse con otras industrias. Y aquí regreso a mi definición, de la era del “delivery del todo”… Se imaginan medios de pago en internet, que te vayan a cobrar el pago de tu Netflix , Spotify, apuestas deportivas, juegos x internet, tickets aéreos, etc., a tu casa. O que recargues tu billetera electrónica, con efectivo, desde la comodidad de tu hogar… Y porque no ¿?, utilizando como canales de recaudación, a las famosas plataformas de delivery. Es decir, que los medios de pago cash, se apalanquen sobre las plataformas de delivery … o más desafiante aún… que las plataformas del delivery empiecen a ser un puente de de
efectivo, entre los consumidores y los grandes sitios en internet …

Sin duda… estos tiempos de COVID, harán que varios negocios se potencien y complementen, buscando la creación de ecosistemas de valor… y ¿Por qué no? pensar en la “uberizacion” del cash.

¿Qué opinan?